Imprimir
Disminuir texto
Aumentar texto
 
Después del ruido…
El Khan de papel
03/02/2017 | Por Mario Abel

La crisis económica, porque nadie puede creer seriamente en el país y en Río Negro que la situación actual puede definirse de otra manera, muestra la pérdida de poder del gobierno rionegrino frente a poderes fácticos, como quedó demostrado esta semana con los más de 200 despidos en la minera MCC Sierra Grande.

Después de amenazar la semana pasada con quitarle la concesión a la empresa china sí no reanudaba la producción en la mina, el gobierno presentó a comienzos de esta como un triunfo, que la firma pagara el cien por ciento de las indemnizaciones de los 272 obreros despedidos. Luego de pagar, para lo cual tiene 30 días, MCC Sierra Grande debe presentar un plan de trabajo de la suspensión de las actividades productivas.

El gobierno de Alberto Weretilneck fue literalmente pasado como alambre caído o quemado, a tono con los incendios de la temporada 2016/17, por la empresa MCC, que depende de China Metallurgical Group. Hace casi un año atrás, con el preciso objetivo de evitar despidos, el gobierno provincial decidió subsidiar con $39.960.000 en el año a la empresa.

El acuerdo firmado a comienzos de marzo del año pasado por el gobierno provincial y MCC, en la sede de la Secretaría de Trabajo en Viedma, logró evitar lo que ahora, con un Estado provincial fuertemente sacudido por el déficit fiscal, fue imposible. Hasta que empezó la zozobra en febrero del 2016, en la mina trabajaban 525 empleados, 272 de los cuales fueron formalmente despedidos a comienzos de esta semana.

De los 120 millones de pesos que destinó aproximadamente MCC a pagar salarios durante el año pasado, $39.960.000 los puso el gobierno provincial. Pese a que los precios internacionales se habían contraído hasta 40 dólares la tonelada de hierro, cuando no mucho tiempo atrás promediaban los 100 con picos de 160 dólares, el gobierno decidió a comienzos de 2016 no mirar nada, no preguntarle nada a nadie, y pagar casi el 40 por ciento de los sueldos anuales de la empresa MCC. Es obvio, que no existía antes ni tampoco ahora, una política hacia una empresa de la magnitud de la china a la hora de enfrentar un caso de semejante impacto como son 272 despidos en Sierra Grande.

MCC no es un actor económico dominante que se encuentre en cualquier otro lado de la provincia, a excepción y salvando las propias distancias que existen entre las actividades, de los sectores exportadores vinculados a la fruticultura en el Alto Valle y en el Valle Medio. Cualquier atisbo de reactivación en la actividad frutícola quedó desmentido por la inundación de manzanas chilenas en las góndolas de los supermercados argentinos, la nebulosa en la quedó el Plan que debía presentar el gobernador al presidente, Mauricio Macri, quien según dijo, lo financiaría.

El turismo, segunda actividad económica en importancia de Río Negro detrás de la fruticultura, todo da a entender sigue los mismos avatares que en otros puntos del país. El volumen de turistas en líneas generales se mantiene, pero se quedan cada vez menos tiempo, y el gasto diario per cápita comparado con el verano del 2015 es de alrededor de un 30 por ciento menor, por ejemplo, en Carlos Paz. La retracción del consumo, desde diciembre del 2016 es generalizada, y el turismo no escapa al fenómeno.

En un contexto económico sumamente difícil como este, no extraña que las respuestas como se indicó en este espacio de reflexión el pasado viernes, estén fuertemente marcadas por el tufillo neoliberal y la improvisación. A las reducciones de partidas dispuestas esta semana a las empresas estatales, su suma la decisión ordenada por el gobernador al IPROSS, de que se mantengan este años los mismos convenios del año pasado. La medida es inaplicable, porque del 2016 a este año se registró un aumento del 40 por ciento en los precios promedio, y cuesta creer que los Colegios de profesionales acepten en silencio perder dinero por amor a Weretilneck. Para los trabajadores estatales, a los cuales solo se les piensa aumentar un 17 por ciento los haberes para todo el año, la puesta en marcha de la medida significaría parte un ajuste global por parte del gobierno provincial.

Mientras el gobierno va sorteando el conflicto con el gremio docente UNTER, hasta ahora focalizado a la puesta en marcha de la denominada “nueva escuela secundaria”, el presidente de la Legislatura, Pedro Pesatti, convocó este lunes a una reunión de Labor Parlamentaria.

El tema convocante, es la adecuación del decreto legislativo que firmó a Weretilneck de la educación secundaria a una norma nacional. Nada se habló hasta el momento de que se realice una sesión en la semana. El gobierno sigue buscando votos opositores, no solo para el endeudamiento de 500 millones de dólares, sino para el rescate de letras tiradas al voleo durante los últimos meses para pagar los sueldos. Con el objetivo de salir a pescarlas, el Poder Ejecutivo, elabora un proyecto para emitir un bono. El problema, es que desde que este mismo gobierno hizo reformar la ley de “administración financiera”, para conseguir el aval a la emisión de letras se necesita mayoría simple en el parlamento pero la emisión de un bono se requieren los dos tercios, exactamente igual, que con el endeudamiento de 500 millones de dólares al que el FpV-PJ se sigue negando a acompañar. En la Legislatura, el oficialismo, sigue atado de manos para conseguir oxígeno financiero.

…………………………………………….

Por estos días se realiza en Viedma la competencia de natación “La Patagones-Viedma”, que organiza el diario Noticias de la Costa, propiedad de Mercedes Querejeta, a su vez pareja del ex gobernador de la provincia, Horacio Massaccessi. El sindicato de Prensa de la ciudad expresó su disconformidad por la decisión del gobierno provincial de apoyar a la misma empresa que ha echado reiteradamente trabajadores a lo largo de los años, y les ha pagado sueldos en largas cuotas. Además, con toda la parafernalia puesta en el Salón Gris de Casa de Gobierno, no se entiende de qué emergencia habla Weretilneck o qué quiso decir con eso de que es preferible cobrar un porcentaje de un sueldo que no cobrar nada.

Los únicos enojados con la nebulosa Noticias-Querejeta-Massaccessi no son los integrantes del sindicato de Prensa. Esta semana, más precisamente el miércoles, una actividad de la Patagones-Viedma que debía realizarse en el Centro Cultural terminó desarrollándose en el Concejo Deliberante, donde ocupa una banca un hijo del ex gobernador, en representación de Cambiemos. Por supuesto que semejante negativa a realizar la actividad en el Centro Cultural, especialmente cuando el lugar ya estaba comprometido para la misma, se debió a la decisión final del intendente, José Luis Foulkes. Detrás de los amables comunicados y las fotos abrazados en las redes sociales, nada ha cambiado entre los distintos sectores que componen (en los papeles) Cambiemos en Río Negro, que sí tuviera que definirse en términos cinematográficos, sería “La hoguera de las vanidades”.












Los firmantes del plan anti despidos de comienzos de 2016

© 2009 | CORREO DE LA COMARCA | Todos los derechos reservados Introsite - Diseño y Desarrollo web